Preview Mode Links will not work in preview mode

Jun 5, 2019

Hay que exigir más del comportamiento de nuestros políticos. El llegar a un cargo público es un privilegio, no un derecho para aplastar al que esté en contra tuya.  En Puerto Rico eso es así en la mayoría de los políticos electos. 

Hoy exponemos al Alcalde de Adjuntas, Jaime Barlucea.  En la poltrona desde el 2005.  Un hombre que hay que admirarle tener la valentía de estar a la vanguardia de la moda con su look de merenguero de los años 90.  Ropa extravagante, cabellera larga alisada, y que te puede mirar tan seductoramente tal si estuviera adicionado para la carátula del próximo disco del grupo Karis.  O de Grupo Manía.  O de Kaos.  O de Toño Rosario.  Pero bueno, nos podemos referir a el como “El Boss”, que es como le gusta que le llamen.  Yo prefiero llamarlo el Cristo de la Montaña, porque se me parece un poco a algunas rendiciones artísticas que he visto en el Vaticano.

En fin, este alcalde humilló en público hace unos días a un sexagenario que fue empleado del municipio, discriminado políticamente, y que interrumpe un discurso público del alcalde para reclamarle sobre unos dineros que alegadamente se le debe.  ¿Da derecho el poder a maltratar, a humillar, a minimizar?  

Al poder hay que cuestionarlo no importa qué, y no es solo la prensa, sino los ciudadanos en su carácter individual.  Si son del partido contrario a lo que crees los cuestionas, y si son del partido tuyo por los que votaste, los debes cuestionar 10 veces mas.  Porque hay que mantener a todos honestos.  Porque de lo contrario, terminamos con la borrachera de poder aplastando a la gente hasta en Adjuntas.

Recuerda subscribirte al canal de YouTube.Com/WaloHD, darle like y follow a Facebook.Com/WaloHD, darle follow a Twitter.com/WaloHD, darle follow a Instagram.Com/WaloHD, e instalar en tu teléfono el @iHeartRadio App completamente gratis para que puedas escuchar el audio podcast de la #NaciónChancleta.