Preview Mode Links will not work in preview mode

Jun 7, 2019

Hoy el Presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz justificó el gallo de bronce en el capitolio. Pero si pensabas que iba a decir que él era el responsable, no. La Superintendencia del Capitolio es la responsable de ese gasto de $36 mil de fondos públicos. Si ellos decidieron, es cosa de ellos, le guste o no a la gente. Don Thomas, no olvidemos que el gallo lleva su nombre en la dedicatoria.

¿Por qué es importante machacar que se gastan $36K para un gallo de bronce, $190K para una plaza de creyentes y otras “menudencias”? Para que el pueblo sepa el verdadero nivel de prudencia tienen nuestros políticos. No para ambulancias, ni lanchas de Vieques, ni maestros, ni policías.

Estamos en crisis. Pero sigue pasando lo de siempre. Los amigos del alma siempre trabajan. ¡Pobrecitos! ¿No? El mismo presidente del senado lo ha dicho literalmente en alguno de los programas de relaciones públicas donde suele visitar: Todos tienen derecho a trabajar. Y me imagino que eso es así aún cuando el resto del país se está comiendo la suela de la chancleta, y en una quiebra.

No es solo transparencia. Es prudencia. Esta vaina de que esto es una pirámide, y la actitud “de facto” de que el dinero del pueblo es el botín para el que logre la mayor cantidad de votos en las elecciones se tiene que acabar. Aquí no se trata de si es Alejandro García Padilla, Jaime Perelló, Ricardo Rosselló o Rivera Schatz. Es que no importa partido, en el momento económico mas crítico de nuestra historia, mal gastan sin ser sensibles a las necesidades que por décadas nos aquejan.

Hay una Junta de Control Fiscal que el Congreso impone. “Nos la imponen porque somos una colonia”. Lo único que me queda claro es que en la colonia de 2019 los políticos siguen comportándose como si fuéramos una república bananera. Todos. Todos...

El justificar gastos superfluos del gobierno como dinero insignificante comparado con asuntos presupuestarios mayores, matemáticamente será correcto, jurídicamente será legal, pero espiritualmente es una inmoralidad.

Lo más triste es ver cómo los programas de radio y TV siguen inundándose de gente que traen como “analistas” pero terminan haciendo relaciones públicas a los suyos, lavando caras cual si fueran indultos a sus inmoralidades. ¿Les darán propina por eso?

Estamos en medio de una guerra retórica civil. El enemigo es toda tesis que trate de justificar el atropello institucionalizado contra el pueblo.

Recuerda subscribirte al canal de YouTube.Com/WaloHD, darle like y follow a Facebook.Com/WaloHD, darle follow a Twitter.com/WaloHD, darle follow a Instagram.Com/WaloHD, e instalar en tu teléfono el @iHeartRadio App completamente gratis para que puedas escuchar el audio podcast de la #NaciónChancleta.